ww

 

Qué es y
quién fue

 

Conocimientos generales

 

Correo
de Lectores

 

Información

 

Contáctenos

 

Numeros anteriores

 

Círculo
Metafísico
Argentino

 

 

 

 

 

Página
principal

 

Señales de peligro para el aspirante metafísico (continuación)

 

Para terminar con las señales de peligro para todo aspirante al conocimiento metafísico, veremos el tema de la lujuria.

La lujuria:

Cuando el sexo es hecho desde el amor, crea, dignifica, enaltece y eleva. Pero cuando es realizado desde lo físico y solo para satisfacer el deseo carnal, el derroche de energía que se produce es grande.

En la base de la columna vertebral, reside la energía del santo espíritu. En este centro de conciencia rádico y ubicado en el plano etérico, se halla la poderosa fuerza del Kundalini.
Este poder le permite al ser humano abrir las puertas celestiales de la divina creación y unirse a ella. A través de esta sublime energía se traen niños al mundo.

El hombre y la mujer se unen, abren los portales astrales y las chispas celestes que esperan encarnación se precipitan a las formas.
También desde ella se manifiesta la magna inspiración que plasman en el mundo de las formas, los poetas, pintores, escultores, escritores, científicos y pensadores de toda índole.

En los niveles etéricos este poder hace de puente entre el plano espiritual y el plano físico material.

Cuando el hombre hace mal uso de esta poderosa energía, literalmente se desconecta de la fuente sabia espiritual y lentamente va perdiendo inspiración y fuerza creadora.

Lo ideal es situarse en el centro de esta escala polar.

La clave es hacer uso pero no abuso.

 


 

En el aspirante metafísico hay varias señales que denotan la semilla metafísica

1) El deseo de servir
2) Las ganas de conquistar la meta anhelada
3) El buen sentido de la discriminación
4) Sentido de universalidad
5) El amor impersonal
6) La belleza
7) El sentido de la armonía
8) Las ganas de aprender

El deseo de servir:

El se encuentra en el mismo núcleo de la semilla del buen aspirante.
El deseo de ayudar al prójimo sin intención de recibir nada a cambio es su patrimonio.
Esto normalmente se observa en el campo social, familiar y laboral.

El servidor nato es aquel que siempre está dispuesto con natural alegría a ayudar sin ser un entrometido ni llegar a la obsecuencia.
Aquel ser que abriga este don, es por naturaleza un incipiente ángel metafísico encarnado.

A través del conocimiento metafísico el aspirante aprenderá a ser eficaz en el servicio.
La buena elección de los momentos, las personas, las formas, y el tipo de servicio adecuado y necesario para la ocasión, forman parte de la eficacia mencionada.

Continuaremos desarrollando este tema en la próxima publicación.

Testimonio de un metafísico (continuación)

Una de mis primeras pruebas al comenzar mis estudios dentro del conocimiento metafísico, fue considerar que no estaba estudiando otra materia o asunto más, sino que por el contrario era un tema por demás importante y serio. Habituado a leer distinto tipo de material literario, comprendí que debía primero que nada, darme cuenta lo importante de ir al principio lentamente, para luego releer el contenido metafísico de cualquier libro sobre este tema.
Más tarde, aprendí otra lección por mi propia cuenta. Ya saben que a veces nos dicen las cosas pero que solo es válido cuando uno las experimenta. Es entonces como, me atiborré de lectura metafísica y solo obtuve un hermoso dolor de cabeza y un sinfín de confusiones, producto del exceso de lectura sumado a un material contradictorio.
Comprendí lo que me habían sugerido. Empecé a leer con más serenidad. Procuré entender y asimilar más lo que leía. A eso le sume el hecho de buscar lectura adecuada al nivel que lentamente iba alcanzando, cada día un poco más. También comprendí la gran importancia de leer material metafísico ordenadamente y elegir lecturas de lo más sencillas en mis inicios.
Es difícil rechazar libros que a uno le regalan pensando que nos ayudan en el aprendizaje de la metafísica, pero aunque nos hayan enseñado que «a caballo regalado no se le miran los dientes», en este caso podemos perjudicarnos, confundiéndonos por leer algo contradictorio o muy avanzado, y he visto como muchas personas hasta pierden la fe, a causa de esto. Me llevó tiempo, pero aprendí a seleccionar mi lectura y no abarrotarme de libros sobre el tema.
Todos sabemos que es menester cuando se estudia ir por niveles como en la escuela primaria o secundaria. De esta forma fui leyendo libros sencillos y especialmente prácticos, porque el conocimiento metafísico es para usarlo.
Fui descubriendo que hay mucho sobre la metafísica, pero el verdadero concepto de metafísica es que debe considerarse una filosofía práctica de vida. Por eso me encaminé para buscar la aplicación lenta y paulatina de todo lo que iba aprendiendo.
De nada me sirvió leer sobre temas avanzados en metafísica si ni siquiera era capaz de corregir mis pensamientos. Quizás para otros es de sumo interés saber sobre los maestros ascendidos o qué es lo que pasa en otra dimensión, por decir algo al respecto. Pero yo tenía y tengo bastante con tratar de conocer este mundo en el que debo vivir. Además, si yo no podía corregir mis pensamientos en el error o en mis acciones reflejo de ellos, era evidente que ni siquiera había asimilado el conocimiento sobre las Leyes Metafísicas Universales.
Así fui dando pasos de niño, pero firmes, con la intención de sentar raíces sólidas como un árbol. Creo que cuando uno está fortalecido como un árbol, no hay viento que nos mueva. Es decir, si mis raíces en el conocimiento metafísico son sólidas, nada ni nadie podrá quitarme la fuerza y la fe que he obtenido. De esta forma, podré hacerme cargo de mis causas y efectos, y podré encaminarme en este plano terrenal con más seguridad y apoyo en el Padre.
Cuando no hay bases sólidas en el conocimiento metafísico cualquier persona puede hacer tambalear nuestro aprendizaje. Muchas veces escuché las diferencias ocasionadas por conceptos metafísicos de grupos que alardean saber más sobre tal o cual maestro ascendido, o sobre los cambios que se van generando en otras dimensiones, o «mensajes divinos recibidos». ¿Cuánto hay de cierto y verdadero en esto?
El libre de albedrío significa la libre elección y en uno está elegir donde quiere estar y adónde quiere ir, luego debe hacerse responsable de su elección. Esto también lo aprendí.
Cuando uno se deja arrastrar a lo fantasioso, sensacionalista o envuelto en grandes demostraciones de ostentación, vestimentas extrañas o rituales mágicos, muchas veces se olvida de lo primordial que es reconocer nuestra esencia espiritual, siendo buenos hijos de Dios, proyectando buenos pensamientos y acciones. Deberíamos preguntarnos porqué necesitamos de esas ostentaciones, quizás perdemos tiempo para no hacernos cargo de lo que debemos cambiar en nosotros.
A veces me vi tentado en que otro solucionara mis asuntos, pero comprendí que si bien pueden enseñarme, hasta aconsejarme, el que debe actuar es uno mismo. Nadie puede vivir mi vida, solo yo.
Quien comienza a redescubrir este conocimiento debe transitar su propio camino. Muchos se acercarán a sugerir como, pero en definitiva, si uno se pone en manos de Dios, no hay mejor guía. El siempre está con nosotros, solo espera que le tendamos la mano para que nos oriente. El trabajo lo hacemos nosotros.
La lectura es una parte de lo que cualquier metafísico o principiante en este conocimiento hace al comenzar. Se suma a esto el proceso de asimilación que provoca con el tiempo una práctica constante y natural, en la que no hay que esforzarse por poner en marcha nuestro conocimiento. Este fluye a partir de una práctica continua.
Esto se evidencia ante cualquier necesidad que tenemos durante nuestra vida cotidiana. Nos permite mantenernos alerta para no ser engañados por alguien; nos orienta hacia lo positivo y lo bueno; nos acerca hacia los lugares más adecuados y a la gente afín a nosotros; nos mantiene en la salud, provisión, amor, paz y todo lo que nos acerca a nuestra fuente de vida, nuestro amado Padre-Madre-Dios.

Orsini Web design es la empresa que tan amablemente nos diseña  y actualiza nuestra página.
z Contactenos
Todo el material de texto, audio, video y grafica de este web Site  se encuentra registrado y protegido por derechos de autor.
Libro de visitas