Rayo Rosa

; Código de registro (si usted lo tiene) ; Enlace URL opcional cuando el applet es "clickeado" ; Reglink abierto en un nuevo marco? ; Nombre del marco para el Reglink ; Mensaje en la barra de estado ; Imagen de fondo (es el nombre o "NO") ; Color de fondo (componente rojo) ; Color de fondo (componente verde) ; Color de fondo (componente azul) ; Imagen opcional sobre el applet ; Desplazamiento de la imagen en el eje X ; Desplazamiento de la imagen en el eje Y Sorry, your browser doesn't support Java(tm).

 

Este tercer rayo de manifestación se caracteriza por ser el canal del Espíritu Santo. Su poder es un verdadero bálsamo que restaura toda imperfección. El luminoso amor del rayo rosa guía a la voluntad del primer rayo y a la sabiduría del segundo rayo. 


Como herencia de perfección, recibimos el poder del amor.

             Este rayo de amor junto al rayo de voluntad y al rayo de la sabiduría conforma la llama energética trina, que es el Cristo, la mónada, el yoti, el padre en el hijo y la santísima trinidad del Espíritu Santo.

            El hombre busca casi inconscientemente en todos sus actos y durante el transcurso de su evolución, el amor divino y trascendente.

            A través de la búsqueda de satisfacer sus instintos, el hombre intenta su realización en la contención del amor. El ideal de la felicidad es el amor y al encontrarlo se encuentra la felicidad.

            Este ideal se disfraza en el mundo maya (ilusión) bajo una y mil formas. El niño lo busca en sus juegos, sus amigos y sus padres. El adolescente en su despertar sexual y en los enfrentamientos con su contexto para hacer prevalecer su voluntad y razón carente de amor. Lo busca en la pareja ideal, en el club de su deporte favorito y en una relación  más comprometida con sus amigos. El joven es guiado por el motor  del amor, buscando identificación en todo lo que logra deslumbrarlo.

            Ya adulto, el hombre cree haber encontrado el ideal de la felicidad en su pareja, sus hijos, los bienes materiales y la fuente de sus ingresos. Si la búsqueda ha sido efectiva, es feliz con todo lo que tiene, sea mucho o poco; con la compañía de otros o no; con la realización afectiva o sin ella; con todos los bienes y el dinero o sin ellos.

 

El amor es todo y nada se le puede agregar. Es la energía más poderosa de todo el universo.

        

Paradójicamente los sentidos físicos no pueden dar testimonio y prueba de él. El amor no puede ser visto, oído o palpado.

            Solo podemos observar su precipitación material y por deducción dar testimonio de él. Por lo tanto, el amor trasciende todo lo material  finito e irreal.

            El amor es toda la causa que genera los efectos altruistas observados en el mundo de las formas. Es lo intangible, bueno y real. La sustancia creadora que el Padre proyecta a sus hijos y estos a su vez a los suyos.

 

Este magno rayo rosa del amor divino universal, guía a todos los seres que buscan la unión entre sus semejantes.

En este rayo están los altruistas, filántropos, los que a toda costa buscan solucionar diferencias, evitando cualquier tipo de enfrentamiento. El rayo del amor ilumina a las madres, a los amantes con verdadero amor y a aquellos que dándolo todo, no esperan nada.

Si yo hablase lenguas humanas y angélicas pero no tengo amor, nada soy.

Y si tuviese el don de las profecías y entendiese todos los misterios y todas las ciencias y tuviera toda la fe pero no tuviera amor, nada soy.

Y si repartiera todos mis bienes para dar de comer a los pobres y entregara mi cuerpo para ser quemado y no tengo amor, de nada me sirve porque nada soy.

El amor no hace nada que no pueda ser dicho, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor, no goza de la injusticia mas goza de la verdad.

Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. Las profecías, las lenguas y las ciencias podrán acabarse, pero el amor nunca dejará de ser.”


            Desde la personificación del absoluto, nuestro logos solar  y a través de nuestro logos planetario, se proyecta este rayo de amor hacia el arcángel Chamuel y se dirige el rayo rosa del amor hacia toda la humanidad. El día martes se manifiesta su mayor irradiación.



Ingresar a la Meditación y al material Audio Grafico animado del Rayo Rosa

 

Volver a la página principal
Contactenos
Libro de visitas
Enviar esta página a un amigo